Acupuntura y Dolor de Cabeza

Cuando hablamos comúnmente de dolor de cabeza, normalmente nos referimos al dolor de cabeza de origen primario, ya sea por migraña o cefalea.

dolor de cabeza

La migraña afecta a personas de cualquier edad, pero es más típica en gente joven. El dolor es de tipo pulsátil y suele afectar unilateralmente y no a toda la cabeza, es decir, afecta a una zona del cráneo como por ejemplo encima de uno de los ojos, en la sien, etc.

Normalmente presenta varios episodios al mes, la duración de los cuales puede oscilar entre unas pocas horas y 3 días. Puede ir acompañada de síntomas neurovegetativos, tales como náuseas, vómitos, diarrea y fotofobia; y en algunos casos, puede presentar mejoría al estirarse en una habitación oscura y sin ruido. En mujeres puede aparecer o aumentar la sintomatología unos días antes y/o cuando están con la menstruación.

La cefalea tensional es la más común cuando hablamos de dolores de cabeza; entre el 30% y el 78% de la población, según el estudio que se considere, la ha padecido, la padece o la padecerá. Aunque no se conocen los mecanismos exactos que la causan, sí que se relaciona con una excesiva tensión de la musculatura de la zona cráneo-cervical. También suele cursar con hipersensibilidad del cuero cabelludo.

Puede aparecer a cualquier edad, es predominante en el sexo femenino, y es de carácter opresivo afectando a toda la cabeza. Tiende a ir empeorando con el transcurso del día y suele agravarse en situaciones de estrés psicológico (trabajo, estudios, etc.), fatiga, insomnio y/o estrés emocional.

Cabe destacar un tipo de cefalea poco común denominada cefalea de Horton o en racimos. Ésta suele presentarse en determinadas épocas del año en varios episodios diarios que pueden durar de 15 minutos a 2 horas. Suele cursar durante un máximo de dos meses, quedando asintomática durante largos periodos de tiempo. Este tipo de cefalea es muy intensa, las personas que la padecen describen un dolor “taladrante”, unilateral y localizado alrededor de los ojos o en la zona temporal; a veces la sensación es como si el ojo fuera a salirse de la órbita o como si algo se clavase en él. El dolor puede llegar a irradiar a la frente o mandíbula e incluso a cuello y hombro.

Puede ir acompañada de ojo enrojecido, lagrimeo, congestión nasal, ptosis ocular (descenso del ojo), miosis (contracción de la pupila), etc.

En estos casos, la acupuntura es una terapia que nos ayuda a disminuir la intensidad y frecuencia de dichos dolores e incluso puede hacer que desaparezcan por completo; todo ello a través de la normalización del tono muscular y el reequilibrio vascular, nervioso y energético.

Para ello se debe realizar un diagnóstico concreto a partir de una anamnesis completa sobre las características del dolor de cabeza (¿dónde duele? ¿cuándo duele? ¿cuándo mejora? ¿cuándo empeora? etc.). Una vez diagnosticado el origen y el tipo de dolor se elabora un tratamiento totalmente personalizado para así obtener un mayor efecto terapéutico.

Son muchos los casos en los que la acupuntura ha ayudado a personas que padecen o padecían dolor de cabeza, tanto es así que ya en 1979 la Organización Mundial de la Salud (OMS) decidió incluir la acupuntura como tratamiento para el dolor de cabeza, entre otras enfermedades.

TTo dolor de cabeza

Headache Classification Committee of the International Headache Society (IHS). The International Classification of Headache Disorders, 3rd edition 2013; 33(9) 629–808

Nuevas directrices de la OMS para fomentar el uso adecuado de las medicinas tradicionales. Organización Mundial de la Salud (OMS) 2014 http://www.paho.org/bol/index.php?option=com_content&view=article&id=332&catid=667:notas-de-prensaTop of Form